BENIDORM VOLVIÓ A VESTIRSE DE VERDE PARA SAINT PATRICK 2018

Coincidiendo prácticamente con las Fallas en Benidormcada 17 de marzo, lo que conocemos como la zona británica de Benidorm se viste de verde para conmemorar el aniversario de la muerte del Santo Patrón de Irlanda. Hablamos sin lugar a dudas, de la Fiesta de Saint Patrick.

Fue en 1988 cuando el gerente de un emblemático pub de la zona, se decidió a poner su granito de arena para esta celebración irlandesa, invitando a una consumición a todo cliente que fuese vestido de verde, o al menos con el emblemático y llamativo sombrero de Saint Patrick.

Desde entonces, la fiesta de Saint Patrick en Benidorm comenzó a crecer, hasta convertirse en una de las celebraciones más emotivas y emblemáticas entre las celebradas por el turismo británico en Benidorm.

Como todos los años, los establecimientos, las calles, las vestimentas e incluso las cervezas han vuelto a ser teñidas de verde, todo ello acompañado por una música que no ha parado de sonar desde horas tempranas del pasado sábado 17 de marzo.

El ambiente comenzó a dispararse a partir de las 12 del medio día a lo largo de toda la calle Gerona de Benidorm, extendiéndose hasta la avenida del Derramador, la Calle Ibiza, la peatonal calle Mallorca y la avenida Filipinas, entre otras de la zona.

Las decoraciones de algunos de los más conocidos pubs de la zona no podían ser más llamativas y trabajadas, incluso elegantes en muchos de los casos. Al mismo tiempo, los bares estaban amenizados por la mejor música en vivo en Saint Patrick (aunque no tanto unos como otros), las batucadas en la avenida del Derramador y sin duda, por la alegría y el optimismo de este imprescindible público británico que cada año llena los hoteles en Benidorm.

El día fue avanzando y el ambiente ya estaba en pleno calor a primeras horas de la tarde. Pero como mencionábamos, la celebración de San Patrick en Benidorm ha ido desde hace casi una treintena cobrando una cada vez mayor espectacularidad que ha trascendido también al público más español. Por este motivo, la noche de Saint Patrick el pasado sábado centró su mayor atmósfera festiva principalmente en la zona británca de la ciudad.

Al ambiente más sano y desenfadado de los bares ingleses, se unieron las discotecas más populares del área británica.

En pocas palabras, una fiesta espectacular que ya une al público británico más diverso con los españoles que tampoco queremos perdernos la gran fiesta de color verde.

¿Quién fue Saint Patrick?

Saint Patrick, conocido en España hasta hace no mucho como San Patricio, fue el hombre que predicó y llevó el cristianismo hasta Irlanda. Una de sus mayores peculiaridades fue la utilización de un sencillo trébol para explicar la Santísima Trinidad.

Mediante el simbólico trébol de Saint Patrick, el patrón hacía uso de un peculiar símil, representando con sus tres hojas al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

La muerte de Saint Patrick el año 711, supuso para sus seguidores más fieles un dramático suceso, que a partir de entonces comenzó a celebrarse con gran entusiasmo y alegría en Irlanda para conmemorar su vida y recordar todo lo que hizo por los irlandeses. Esta fiesta fue creciendo y ya en el siglo XX comenzó a pasar las fronteras irlandesas para extenderse por ciudades de distintos puntos, llegando incluso hasta grandes urbes de América del Sur.

 

Fin de semana de contrastes

 

Ahora nos queda, sin lugar a dudas, la resaca de un fin de semana dominado por un contraste de fiestas que juntas, pero nada revueltas han protagonizado uno de los fines de semana más alegres y desenfadados del año: las Fiestas de San Patricio y las Fallas de Benidorm 2017.

Sin duda, una mezcla de culturas sin choque alguno que sólo en ciudades como Benidorm pueden encajar y al mismo tiempo convivir, sin desentonar lo más mínimo.

El año que viene más y mejor. Hasta la próxima publicación…

 

  John Bono

 Redactor Fílmico 21

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *